Consejos para elegir las flores de tu boda

Consejos para elegir las flores de tu boda

Las flores que elijas para el día de tu boda dicen mucho de tu idea de matrimonio. Aquí te aconsejamos para hacer la mejor elección a partir de las ideas de los expertos y lograr la armonía en la decoración del salón.

Las flores son el espíritu de las bodas porque ellas, con su delicada presencia, dicen todo lo que las palabras no alcanzan a expresar. El ramo, por ejemplo, es un elemento que no puede estar ausente en una novia por su gran significado. Así, un salón sin flores sería equivalente a un anillo de compromiso sin diamante; sería bonito, sí, pero faltaría algo. Por eso, tenemos siete excelentes recomendaciones de expertos en la materia para que tengas muy claro lo que quieres como arreglo floral para el día de tus nupcias.

  • Ir preparada con ideas al acudir al proveedor

Como siempre, las flores que más te gusten serán la mejor opción, pero para asegurarte de que tu elección es la ideal, hay que ver primero todo el jardín. No temas informarte, revisar ideas en internet, visitar a los floristas locales, preguntarle a tus amigas que ya se han casado o a las que estén entusiasmadas con la idea. Hay muchas flores, ¡bastantes! Y sus combinaciones son aún más de las que te imaginas así que revisa hasta que encuentres algunas ideas que de verdad vayan con tu estilo y así irás bien preparada cuando te presentes con tu proveedor.

  • Escuchar las sugerencias y recomendaciones del experto

Ya que tengas tus ideas más claras respecto a qué tipo de arreglos y flores quieres para tu salón, consulta a un experto. La razón es sencilla: ellos se dedican a esto. Si tienes dudas sobre si las petunias o las margaritas, si las rosas o los tulipanes, ellos podrán orientarte en una mejor dirección. Su amplia trayectoria y experiencia los respaldan. Piensa, también, que te quitarás un peso de encima al confiar en alguien que sabe lo que hace en su área.

  • Considerar los tonos elegidos para el vestido de las damas y del ramo de novia.

La armonía del color es lo que le dará una coherencia y unidad a tu ceremonia. Tú como novia, las damas de honor, los arreglos florales y detalles en ciertas tonalidades serán los representantes de la temática de tu boda. Si no sabes por dónde empezar al momento de elegir tus arreglos florales o si ya los has elegido y no pensaste en esto, estás en el momento perfecto para tomar una buena decisión.

  • Considerar el estilo de la boda al elegir el tipo de flor

¿Boda elegante? ¿Clásica? ¿Rústica? ¿Campirana? ¿En la playa? Ninguno de estos estilos son iguales como tampoco lo son las flores que los representan, así que presta atención a estos detalles al elegir tus flores ornamentales. En general, se podría decir que para bodas clásicas o elegantes sus representantes son las flores de tallos alargados, blancas y de formas extravagantes, mientras para las rústicas o campiranas, las flores silvestres y coloridas, en acomodo asimétrico, se llevan las palmas.

  • Revisar las flores de temporada, son más económicas

Todo lo dicho anteriormente no quiere decir que tener las mejores flores deba representar un gran gasto. Si tomas en cuenta cuáles son las flores de la temporada, te darás cuenta de que son las más baratas sin por ello dejar de ser hermosas. Por ejemplo, en primavera abundan los pensamientos, girasoles y narcisos; en verano los jazmines, magnolias y gardenias; en otoño los alcatraces, orquídeas y dalias; y en invierno los tulipanes, gladiolas y margaritas. Mientras que en todo el año es fácil encontrar rosas y violetas.

  • Revisar el tiempo de vida de las flores y el tiempo en que se preparan los arreglos florales

Un detalle que se suele pasar por alto cuando se trata de flores para el día de la boda, es que las flores se marchitan. Algunas por falta de agua, otras por exceso y el resto por el clima, simplemente. Lo importante es conocer los tiempos en que esto sucede en cada tipo de flor. Porque qué de bueno tendría elegir unas flores hermosas para tu boda si a la mitad de la ceremonia lucen marchitas. Entre las flores de menor duración se encuentran los tulipanes. Estos solo te funcionan bien durante el invierno. En cambio, las flores de mayor duración son las lilis, las gerberas, los alcatraces, los jazmines y los tulipanes, además de las suculentas como una alternativa para bodas rústicas y de muy larga duración.

  • Procurar que el proveedor de la decoración de la iglesia, sea el mismo del salón. Se logra una armonía y el concepto de la boda.

Finalmente, te recomendamos que tu proveedor de decoración sea el mismo en salón e iglesia, pues no es deseable que tus invitados pasen de un lugar a otro y tengan la apariencia de estar en una boda totalmente distinta. Las flores de pasillo de la iglesia podrían formar parte de los adornos de mesa y las del altar estar presentes en el conjunto de flores del arreglo para la mesa de los novios. Con este tipo de similitudes, lograrás una armonía casi invisible que, si faltase, se notaría grandemente.

Estos consejos no solo te ayudarán transmitir en tu boda el estilo que deseas, sino que al prepararte para esta elección no tendrás que preocuparte por estos detalles mientras celebras felizmente tu matrimonio.

ENVÍOS A TODO EL MUNDO

SOPORTE MULTILINGÜE

CALIDAD GARANTIZADA

Hotline +52 (715) 153 3290

X